MINIMALISMO EN CASA ( HYGGE, LAGOM, FRELUZLAIF) A LA GALLEGA

Hygge

“Búsqueda de la felicidad”
En Dinamarca han tenido que aprender a asumir el  frío invierno nórdico con una actitud positiva, llevándoles a crear espacios confortables y disfrutando del tiempo tanto en soledad como en compañía de amigos o la familia. Creando ambientes donde poder sentirse relajados y en armonía con el entorno. Esto le hace ser intencionales con las personas de su comunidad y a conectarse en un plano de espiritualidad álgida, es como que todos los días pueden ser Navidad. Por eso pasar tiempo en casa con la familia o los amigos comiendo cosas hechas por ellos mismos, tomando una buena taza de café con leche, una infusión o chocolate, disfrutar de una conversación más profunda de lo normal, jugar a juegos de mesa, etc… es una constante. Así que hacen del hogar un oasis de la felicidad, dándole importancia a los pequeños detalles, al diseño tanto del mobiliario como a incluir complementos decorativos de gran belleza, iluminación cálida y es por eso que se utilizan muchas velas.

La escritora danesa  Cristina Stub nos anima a hacer las cosas  del modo Hygge.

Lagom

”Búsqueda del equilibrio en cuanto a lo material”

Significa buscar la medida correcta en la que tú encuentras el equilibrio entre lo que necesitas y qué cantidad necesitas; dejando entrar en tu hogar lo justo y necesario, con lo que tú y tu familia os encontrareis satisfechos en todos los ámbitos. Sin dejar esas decisiones a los impulsos del deseo momentáneo.
¿Qué necesito realmente?

“Ni mucho ni poco, si no en su justa medida”.

  • Haz cosas que te hagan sentir feliz, evitando así el estrés.
  • Pon más atención en tus hábitos de compra.
  • Ten conciencia de tus acciones, para que sean más sostenibles.
  • Desconecta después del trabajo, para que no se apodere de tu mente.
  • Valora lo que ya tienes, sin pensar continuamente en lo que anhelas.

Los hogares suecos están meticulosamente diseñados para que la luz entre creando espacios luminosos. También las estancias son amplias. Según la interiorista Niki Branmark los colores serán  neutros como las gamas de grises y el blanco. Dándosele  importancia a las texturas ratán, bambú, piedra, algodón …

Freluzlaif
Aquí nos situamos en lo que sería nuestro tiempo  al aire libre, buscando inspiración en la esencia de la naturaleza admirando y disfrutando lo que nos da, llegando a convivir en  equilibrio con ésta, el entorno y el medioambiente.

 

¿Estas formas de ver la vida, partiendo de nuestra cultura o idiosincracia, es posible hacerlas nuestras?

¿Podría ser  un reto a tener encuenta?

Aquí en Galicia tenemos muchos de los ingredientes que posibilitan estas formas de entender la vida. Vivimos inviernos largos que nos enclaustran en nuestras casas. Estaría bien sentirnos felices compartiéndolas con la familia extensa y con los amigos, tal como lo marca el lagom,   disfrutándolas como si siempre fuese un día  de fiesta solemne.

En cuanto a vivir con lo justo, nuestros abuelos seguro que nos pueden dar muy buenas lecciones de todo eso, solo que hoy no lo haríamos por falta de recursos económicos, como era el caso de ellos, si no por ser respetuosos con el medio ambiente, al igual que hacer un uso de la riqueza natural que tenemos aquí de forma más sostenible y ecológica, potenciando el cuidado de nuestros bosques y promoviendo el cultivo de especies autóctonas o regeneradoras de suelos. Tenemos que aprender, tal como nos sugiere el Freluzlaif,  a disfrutar y emocionarnos con las riquezas que nos rodean, nuestros bosques, ríos y costas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *